España reporta su cifra de muertes más baja desde el 18 de marzo

España ha bajado un nuevo peldaño en sus cifras de fallecidos por coronavirus. Este domingo Sanidad ha reportado 164 nuevos decesos, 112 menos que 24 horas antes. Es la cifra más baja en un mes y medio. Solo los primeros días del estado de alarma, cuando se empezaba a centralizar la gestión y la estadística de la crisis sanitaria, había números similares.

En este descenso, como si de una escalera se tratase, las cifras han ido asentándose en las algo más de 500 víctimas mortales una semana, de 400 la siguiente, 300, 200. Habrá que comprobar si este nuevo paso hacía la centena viene para quedarse o si es solamente producto del infrarreporte que se suele producir los fines de semana. Normalmente, durante toda la serie, tras una caída los domingos y lunes, se producía un nuevo repunte el martes, cuando se contabilizaban todos los datos recibidos el lunes, día en que se ponían al día las labores administrativas atrasadas. Pero en las últimas jornadas la caída es tan acusada, que el último martes no se produjo esta subida. Desde que el coronavirus llegó a España se ha cobrado la vida de 25.264 personas.

Los casos también han caído este domingo. Los comprobados por pruebas PCR, las más fiables, han sido 838. Si bien esta cifra, con sucesivos cambios de contabilidad y ajustes, hay que tomarla todavía con más cautela, va en la línea de una clara caída. Hay seis comunidades, además de Ceuta y Melilla, que han notificado menos de 10 casos: Asturias, Baleares, Cantabria, Canarias, Murcia y La Rioja. Solo Cataluña y Castilla y León superan el centenar; por el sistema que usa Madrid, que notifica con retraso, es muy posible que esta región también los sobrepase, aunque no aparezca todavía reflejado en la estadística. La cifra total en España asciende a 217.466 diagnósticos por PCR, a la que hay que sumar los que se han hecho por pruebas serológicas, 29.656.

En opinión de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, las cifras son “muy buenas” y consolidan las tendencias que se venía observando. Para comprobar la evolución ha puesto el ejemplo de periodos más largos: la incidencia de casos por 100.000 habitantes durante periodos de 14 días, que es el tiempo máximo de incubación del coronavirus. El 23 de marzo la media en España era de 231; dos semanas después bajó a 125 y en el último periodo se redujo a 54.

Las nuevas hospitalizaciones, probablemente el dato más sólido para medir el avance de la covid-19, han sido 547, la cifra más baja desde que se decretó el estado de alarma. Ocho comunidades, además de las ciudades autónomas, tuvieron menos de una decena. Andalucía no reportó ninguna; está por ver si es que no se notificó o que realmente no ha habido. En cuanto a nuevos ingresos en UCI, solo Madrid (17) y Cataluña (33) han reportado más de dos.

El 54,7% de los diagnosticados por PCR ya ha sido dado de alta: 118.902 personas ya aparecen en la casilla de curados en la estadística del Ministerio de Sanidad.

elpais